Cómo se elaboran y actúan los productos homeopáticos y tratamientos naturales para plantas de Biplantol

Un suelo sano es la base para el crecimiento de las plantas y árboles. La elevada concentración de elementos dañinos que habitualmente se encuentran en él afecta negativamente a los organismos y a las raíces más finas, reduciendo la absorción de elementos nutritivos y provocando enfermedades en las plantas. Los productos BIPLANTOL desintoxican el suelo. Funcionan como activador de suelos homeopático, reactivando microorganismos y raíces, permitiendo una mejor absorción de las sustancias nutritivas y fortaleciendo, al mismo tiempo, a la planta frente a enfermedades, plagas y daños medioambientales. Unos beneficios que se traducen externamente en unas plantas y árboles más grandes, fuertes y sanos y con mejores frutos. 

Nuestros productos homeopáticos actúan de acuerdo a las leyes de la naturaleza reparando disfunciones presentes sin alterar a las células sanas, y empleando únicamente en la composición de sus productos plantas medicinales y minerales y oligoelementos naturales. Así, no sólo resultan atóxicos para los seres vivos y fauna útil sino que también son respetuosos con el ciclo de la naturaleza pues no contaminan (No Residuales y Sin plazos de seguridad).  

Generalmente, para la obtención del remedio homeopático se utilizan materias de los tres reinos de la naturaleza: mineral, vegetal y animal. Se preparan tinturas madres, soluciones y trituraciones para practicar luego las diluciones y dinamizaciones que son los procesos esenciales para desarrollar todo el potencial energético del remedio homeopático. Cuanto más diluido esté un medicamento homeopático menos materia tiene, y cuando ya no queda materia es cuando comienza realmente su acción dinámica y es más potente energéticamente. Actúa cualitativamente y no cuantitativamente. Los beneficios de los productos homeopáticos Biplantol pueden compararse con los complejos remedios homeopáticos de la medicina humana y ofrecen un amplio espectro de actuación.

 

Del hombre a la planta. Disfunciones y síntomas

La vida y supervivencia de las células que componen cada organismo dependen siempre de las sustancias que recibe. Si algunos elementos escasean o están en exceso se altera el equilibrio en cualquier organismo, apareciendo disfunciones. Tales alteraciones ó síntomas se observan y comprueban no sólo en el hombre y en los animales, sino también en nuestras plantas y árboles. 

 Las plantas y los árboles –a diferencia del hombre– están anclados en un lugar concreto y depende de éste su desarrollo o descomposición, por lo que resulta necesario el garantizarles los elementos vitales que necesitan para mantener el proceso de vida de las células. Si estos procesos funcionales son alterados de forma negativa por elementos externos se dañan sus defensas y las plantas y los árboles van muriendo. Para evitarlo necesitamos tomar medidas, sobre todo preventivas.


Ayuda activa y prevención con BIPLANTOL.

¿Qué es BIPLANTOL? 

BIPLANTOL es un activador de sustancias elaborado en forma homeopática y fabricado sobre una base puramente biológica y bioquímica, que es atóxica para el hombre, los animales y las plantas y, que de ninguna manera altera el medio ambiente.

Una combinación de ácidos urónicos (componente de las mucosas de las plantas), minerales y oligoelementos vitales dan como resultado remedios importantes para la desintoxicación, activación y regeneración del crecimiento. Entre otros, se han diluido elementos como potasio, calcio, magnesio, fósforo y otros elementos orgánicos básicos -vitales para el metabolismo de las plantas– produciendo un efecto potenciado según su dilución. Las sales minerales aceleran el metabolismo mientras que el ácido urónico y, por ejemplo, el germanio inician procesos desintoxicantes.

A pesar de que es sólo necesario un pequeño aporte de oligoelementos en la alimentación de la planta, éstos ejercen una función central en la formación celular, especialmente como biocatalizadores. Los oligoelementos, como, por ejemplo, el zinc, cobre o manganeso, son indispensables para los mecanismos metabólicos de las plantas. 

Un bloqueo en los microorganismos del suelo, en el metabolismo de la planta, en las raíces capilares o en su corteza por un exceso de cadenas moleculares, no es posible con BIPLANTOL, es decir, que no es posible una sobre dosificación. Algunas sustancias se diluyen de manera que ya no quedan rastros de moléculas pero provocan un efecto señal, de información e impulso sumamente importantes.

La equilibrada combinación de agentes activos promueve una activación de los microorganismos del suelo, produciendo, entre otros, mayor actividad en las lombrices y la mejora de la calidad del suelo. Y con la eliminación paulatina del bloqueo en las raíces capilares producida por la acumulación de contaminantes, se favorece la absorción de nutrientes al mismo tiempo que se activan y ponen en marcha las defensas de la planta. Finalmente, la savia con todas sus funciones vuelve a fluir de forma natural, iniciando el proceso de regeneración.

Otros factores a considerar en el cuidado de las plantas

Las plantas y árboles viven en simbiosis con determinados hongos; éstos revisten con su micelio pequeñas ramificaciones de las raíces y así les suministran el nitrógeno del humus que de otra manera sería difícilmente liberado y mejoran su abastecimiento de fósforo. Como contrapartida, éstos reciben hidratos de carbono. Presumiblemente también se intercambian agentes activos que favorecen el crecimiento de ambas partes.

Estas redes de hongos se denominan Micorriza, y si por una reacción demasiado ácida del suelo se paraliza la degradación de los nutrientes, la presencia de estos hongos micorriza es de vital importancia para su supervivencia. Por lo tanto, resulta importantísimo conservar los hongos –ya sean comestibles o no– pues muchos tienen una función relevante que cumplir.

Ya que las plantas y árboles, como todos los seres vivos, necesitan respirar, requieren para ello energía para poder conservar sus procesos vitales. Por las hendiduras de las hojas se realiza principalmente el intercambio de aire. También la piel externa de la raíz, que no es hermética, participa en la respiración y en menor medida el resto de la superficie. Por lo tanto, es comprensible que debido a la constante contaminación atmosférica y a otros factores sea posible que hasta el árbol más fuerte y robusto muera si se paralizan sus órganos de absorción de nutrientes y sus válvulas de respiración; los contaminantes no solo se acumulan sobre las hojas y la corteza, sino que penetran hasta el interior de la planta.


Biplantol® - Composición de los productos y su importancia para la planta y el suelo

 

Nutrientes:

Nitrógeno N

Importante para el crecimiento vegetal y la formación de proteínas. En exceso: crecimiento exuberante, las plantas son menos resistentes frente a enfermedades y heladas.

Fósforo P

Importante para la división celular. Formación de las membranas celulares. Proteínas del endosperma (semilla). Crecimiento radicular. Resistencia frente a enfermedades. Elevado contenido de vitaminas. Mejora la digestión de plantas forrajeras. Asimilación de hidrocarburos y grasas.

Potasio K

Importante para la división celular. Azúcar. Almidón. Aceites. Regula la absorción de calcio, nitrógeno y sodio. Fotosíntesis. Metabolismo de carbohidratos.

Magnesio Mg

Importante para la formación de clorofila. Favorece la utilización de nitrógeno, fósforo y azufre. Favorece la formación de proteínas. Compensa la acidez.

Calcio Ca

Importante para el equilibrio ácido-base. Detoxificación del tejido celular. Intensa fijación de nitrógeno.

En exceso: formación de costras en el suelo; gruesas y duras capas en el subsuelo; crecimiento estancado. Limita el efecto del magnesio.

Azufre S

Formación de proteínas vegetales, especialmente de leguminosas.

 

OLIGOELEMENTOS:

 

Hierro Fe

Importante como catalizador de la fotosíntesis. Oxidación. Formación de los carbohidratos. Formación de clorofila (actuando desde el exterior). Un exceso de cal resulta en un déficit fisiológico del hierro. En exceso: provoca un déficit de manganeso.

Cobre Cu

Es el catalizador más importante en suelos de arena, Iodo o turba, así como en suelos básicos. Evita las anormalidades en el crecimiento causadas por un exceso de nitrógeno.

Cobalto Co

Probable regulador entre la oxidación y la reducción de la respiración celular.


x
pname

Producto ha sido añadido a su carrito de compras.

« Continuar sus compras caja »
x
Error

we have a problem.

« Continuar sus compras